Gerardo

Anoche estuve cenando con Gerardo. Me dijo que se alegraba de verme y yo me cagué en sus muertos. De primero nos pusieron una sopa y de segundo merluza congelada a la plancha. Fue muy impactante ver cómo Gerardo se abalanzaba sobre esa bazofia que aquí llaman comida y cómo no dejaba ni una miga. La cárcel le ha cambiado. Para mí fue triste ver a un hombre como Gerardo convertido en un presidiario sumiso. Le dije que tenía que ser fuerte pero le vi bastante desanimado.

gerardo-diaz-ferran_0

Ha perdido bastante peso y no me extrañaría que a mí me pasase lo mismo. Hay que ver el lado optimista de las cosas, puede que salga de aquí con el mismo tipín de hace treinta años. Si consigo adelgazar es posible que Rosi me vuelva a encontrar irresistible y, si es así, la pienso matar a polvos. La verdad es que hoy estoy un poco salido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: